En qué consiste mi terapia

La terapia consiste en tres partes, pasado, presente y futuro.

La primera parte de la terapia consiste en ver tu carga del árbol genealógico, descubrir tu secreto familiar, quitando así una gran carga de encima para que tu vida tenga un nuevo sentido.

En el presente buscaremos la parte de la infancia, que traumas hemos tenido. A veces las pequeñas cosas sin importancia crean grandes traumas, por ejemplo... No poder estudiar, problemas para encontrar pareja, etc.

Limpiando el pasado y presente crearemos un futuro, una forma de actuar diferente; comprendiendo nuestros traumas, comprendiendo lo que el árbol nos dice crearemos un futuro prometedor hacia un nuevo destino de vida.

En tres sesiones el usuario encuentra un cambio significativo en la forma de sentir, pensar, actuar y le ayuda a comprender como el medio ambiente influye en su vida.

El día de la visita

No hace falta hacer nada especial, si tienes información de tus antepasados perfecto, en caso de que no sepas nada de ellos porque no los llegaste a conocer no pasa nada. No es necesario saber fechas de nacimiento ni de defunción ya que toda la información que necesito saber de ellos las obtendré a través de tu lenguaje corporal.

Al preguntarte, tu cuerpo reacciona sin que ni siquiera tú llegues a ser consciente de ello, hacemos micromovimientos, microexpresiones, micropicores... todo ello junto con tus palabras clave a la hora de comunicarte me dará mucha información acerca de tu conflicto personal.

Tan solo has de venir abierto a una terapia diferente a las habituales, en la que si haces correctamente el trabajo que se te diga sanarás tu conflicto.

Casos tratados en terapia

Un hombre que maltrataba a su mujer cuando ella chillaba, SÓLO, cuando ella chillaba. Indagando en su árbol genealógico descubro que su abuelo en época de la guerra, estando encarcelado, escuchaba los gritos de sus compañeros delante del pelotón de fusilamiento. Haciendo terapia y su correspondiente trabajo terapéutico la rabia incontrolable que sentía al oír gritar a su mujer desapareció; cuando ella se enfadaba a él ya no le afectaba.

 

Mujer que no podía tener hijos porque su bisabuela había muerto en el parto y ella tenía miedo (inconsciente) a quedarse embarazada y que le ocurriera lo mismo que a la bisabuela. Al realizar la terapia y el correspondiente trabajo éste miedo le desapareció.

 

Un chico que llevaba 40 años sin poder llorar; en terapia descubro que le sucede porque al morir su padre una parte suya se fue con él. Se le manda un trabajo a realizar con su padre, al hacer éste trabajo se puso a llorar; ahora es capaz de llorar hasta cuando ríe.

 

Una chica joven con problemas de candidiasis rebelde, no conseguían curársela. En terapia se descubre que fue violada de pequeña. Su candidiasis era una protección para no tener relaciones sexuales, la "excusa perfecta" para no revivir ese momento de abusos.

 

Chico con problemas para hablar en público, le cuesta expresarse, las ideas las tiene claras aunque es incapaz de transmitirlas. En terapia comenta que al enterarse su madre que estaba embaraza sintió que con el embarazo perdía su imagen. Éste chico tenía unos kilitos de más, después de realizar su correspondiente trabajo de terapia, está haciendo dieta y recuperando la imagen que había perdido su madre al quedarse embarazada. Ahora puede hablar y comunicarse en público sin problemas.